TodoLiteratura

  • Diario Digital | domingo, 08 de diciembre de 2019
  • Actualizado 21:50

El autor madrileño que transforma el Templo de Debod en portal hacia una dimensión desconocida

El escritor Magnus Dagon, nacido y residente en la castiza zona de Tetuán, acaba de publicar "La Perversión Fractal" (Saco de Huesos Ediciones), un libro donde ofrece una visión alternativa del emblemático monumento. Ha realizado además el mismo tratamiento con otras ubicaciones como el Arco de Moncloa, el Planetario o la Universidad Complutense.

El autor madrileño que transforma el Templo de Debod en portal hacia una dimensión desconocida

Paul Eluard decía que «hay otros mundos, pero están en este». Para Magnus Dagon (de nombre real Miguel Ángel López Muñoz), esos mundos pasan por Madrid. El joven escritor ha dedicado varios años a crear un atlas de relatos infernales de la capital de España, en la línea de autores del llamado Horror Cósmico, como H.P. Lovecraft. Y a juzgar por los premios obtenidos (desde ganar el generalista Villa de Torrecampo a ser finalista del Domingo Santos, enfocado al género fantástico), parece que ha despertado interés con ellos.

La perversión fractalLa idea del autor consiste en combinar dos de los referentes de nuestra época, tecnología y grandes núcleos urbanos, bajo la idea de que existe un mundo de seres que tratan de invadir el nuestro por medio de nuestros progresos. En el caso de su libro, La Perversión Fractal (Saco de Huesos, 2018), narra que, cuando alojamos el Templo de Debod en Madrid, trajimos algo más que un montón de piedras, como descubre el protagonista de la historia, cuya vida se complica debido a una visita turística al templo que produce inusuales alteraciones en su reloj.

El autor ha pasado toda su vida en Madrid y, tal y como él mismo comenta, es su peculiar manera de homenajear la ciudad: «Madrid es un lugar fascinante para un escritor en términos paisajísticos e históricos, con edificios que se superponen y se entrelazan entre ellos para crear algo a la vez moderno y antiguo. Ese aura de misterio y fascinación, seña de identidad de toda Europa, no tiene nada que desmerecer frente a los escenarios más habituales del terror norteamericano».

Otros espacios que el autor ha inmortalizado son el Planetario del Parque De Tierno Galván o el parking de la Universidad Complutense, en su momento cerrado y motivo de leyendas urbanas. «Es fascinante cómo algunos relatos ya empiezan a comportarse como crónica de una ciudad en constante cambio», comenta el autor. De lo que pueden estar ustedes seguros es que ya nunca verán los lugares que el autor describe con los mismos ojos si leen alguna de sus historias donde aparecen.

Puedes comprar el libro en:

http://sacodehuesos.com/a-sangre/la-perversion-fractal