TodoLiteratura

  • Diario Digital | domingo, 15 de septiembre de 2019
  • Actualizado 12:40

Llega a las librerías "Khalil", la novela más esperada de Yasmina Khadra

"Khalil" está ambientada en los atentados de París de noviembre de 2015, Yasmina Khadra nos invita a seguir los pasos de un joven terrorista, sus reflexiones, sus inquietudes, sus dudas... a través de un personaje difícil y complejo.

Yasmina Khadra
Yasmina Khadra
Llega a las librerías "Khalil", la novela más esperada de Yasmina Khadra

"El fanatismo islamista y el terrorismo, Yasmina Khadra (Mohammed Moulessehoul) los conoce desde que era oficial del ejército argelino y luchaba contra el GIA (Grupo Islámico Armado) y el AIS (Ejército Islámico de Salvación) en la región de Orán. Una guerra fratricida, sin cuartel, que diezmó a la población. Fue cuando empezó a escribir en la clandestinidad, bajo un seudónimo femenino, novelas policiacas para exorcizar la violencia real que le envolvía. Ha reflejado los estragos del adoctrinamiento y el salafismo en su trilogía Las golondrinas de Kabul, "El atentado" y Las sirenas de Bagdad. Su anterior novela "La última noche del Rais" fue un enorme éxito de ventas.

Por eso, solo él podía osar tratar este tema en una novela: toda la historia está contada en primera persona por el protagonista, Khalil. Un joven marroquí del Rif que vive en Bélgica en un entorno marginal: un padre comerciante de pocos recursos económicos y alcohólico, una madre esclava, una hermana mayor depresiva… Su único rayo de sol es su hermana gemela, Zahra, con quien se siente muy unido. Su familia es piadosa, pero no integrista.

Pero un día, siguiendo a su amigo Driss, al que siente como un hermano, Khalil, nacido en 1992, cae en las garras de la red Solidaridad Fraternal, con imán, jeque y emir. Ellos le convencerán de que sirviendo a Dios podrá vengarse de todas las humillaciones sufridas en su triste juventud. 

Khalil es un joven de origen marroquí que vive en Bélgica. Alejado de la mayor parte de su familia, pasa el tiempo con los "hermanos" de la mezquita local y con sus dos amigos de la infancia, Rayan y Driss. Rayan se ha integrado con éxito en la sociedad, pero no ha ocurrido lo mismo con Khalil y con Driss que, sintiéndose rechazados por esa misma sociedad, van a terminar en una célula terrorista.

Khalil y Driss han aceptado inmolarse en París, durante un partido internacional entre Francia y Alemania, junto a otros "hermanos". Llegado el día, tras oír tres deflagraciones, Khalil debe acudir a algún lugar donde haya una gran concentración humana para inmolarse. Encontrado el lugar adecuado y preparado para cumplir su misión, Khalil empieza a rezar al mismo tiempo que acciona su cinturón de explosivos. Pero el detonador no funciona y el artefacto no explota. Furioso, confuso, desorientado, tendrá que ocultar sus fines a familia y amigos y, lo que es peor, hacer frente a la realidad de seguir viviendo. Lo que no va a resultar fácil cuando el curso de la vida, y de la muerte, pueden sembrar la duda en dogmas que parecen incontestables.

Puedes comprar el libro en: