TodoLiteratura

  • Diario Digital | domingo, 15 de septiembre de 2019
  • Actualizado 12:42

ENTREVISTA A LAS AUTORAS DE "JAULAS DE SEDA"

Iria G. Parente y Selene M. Pascual: "Nos encanta añadir humor a nuestras historias, es una de las características más humanas que podemos darle a un personaje"

Iria G. Parente (1993) y Selene M. Pascual (1989) son dos jóvenes autoras de Madrid y Vigo respectivamente. Entre sus libros destacan Sueños de piedra (Nocturna, 2015), Alianzas (La Galera, 2016), Títeres de la magia (Nocturna, 2016), Rojo y oro (Alfaguara, 2017), Encuentros (La Galera, 2017), Ladrones de libertad (Nocturna, 2017) y Antihéroes (Nocturna, 2018).

 

Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Iria G. Parente y Selene M. Pascual: "Nos encanta añadir humor a nuestras historias, es una de las características más humanas que podemos darle a un personaje"

"Jaulas de seda" (Nocturna, 2018) es su nueva novela, una historia independiente ambientada en el mundo de Marabilia.

Después de Antihéroes, una novela urbana, actual, de corte fantástico, regresáis con "Jaulas de seda" a Marabilia, vuestro territorio mítico, escenario de Sueños de piedra, Títeres de la magia y Ladrones de libertad. Como en los anteriores casos, el título dice mucho del tema principal del libro.
Tuvimos el título claro desde el principio, a decir verdad. Queríamos algo que se relacionase de inmediato con la idea de ser prisioneras, pero también que transmitiese la opulencia del ambiente palaciego. Además de usar la palabra «jaulas» por los pájaros que aparecen en la historia, nos animamos también a darle ese título porque las faldas de las damas de la corte de Dione parecen justamente eso.

En realidad, todos vuestros personajes ansían su libertad por encima de cualquier otra cosa.
La libertad es un tema al que volvemos una y otra vez, como lo ha hecho siempre la literatura universal. Pero ¿qué es la libertad? ¿Quién nos la otorga? ¿Somos alguna vez realmente libres?

Creemos que esas preguntas se las ha hecho el ser humano desde que el mundo es mundo y que seguirá haciéndoselas siempre. En el caso de Jaulas de seda, los personajes persiguen esa libertad de una manera u otra, porque todos han estado constreñidos de alguna forma: por su género, por su clase social o por los secretos que guardan. Algunos de los personajes, de hecho, tienen tan interiorizado que nunca serán libres que se han acomodado en su posición y creen que eso es lo máximo a lo que pueden aspirar, una resignación que es consecuencia del sistema de opresión en el que siempre han vivido.

Los personajes persiguen esa libertad, porque todos han estado constreñidos de alguna forma: por su género, por su clase social o por los secretos que guardan

En la cubierta de "Jaulas de seda" aparece un precioso nasir. ¿Podríais hablarnos acerca de estas misteriosas y mágicas aves?
Los nasires son unas aves del reino de Granth que tienen el poder de adoptar la forma del pájaro que deseen. Los miembros de la familia real del país tienen un nasir cada uno y establecen un vínculo mental entre ellos que les permite comunicarse. Aparte del hecho de que cada humano y su nasir están juntos desde la cuna, este enlace hace que se conviertan en parte del otro de forma irremediable, cuidándose entre sí y forjando poco menos que una relación de simbiosis.
Para más información, solicitud de ejemplares y/o entrevista con las autoras:

En la novela, como es habitual en vuestros libros, el humor ―la ironía― tiene un papel destacado. También habría que destacar la magnífica utilización del subtexto. Conversaciones que dicen una cosa y en el fondo están diciendo otra.
Nos encanta añadir humor a nuestras historias, porque probablemente es una de las características más humanas que podemos darle a un personaje. En Jaulas de seda, el humor es una forma de destensar el ambiente, de acercar a algunos personajes y, por supuesto, de darle profundidad a otros. El personaje que más humor desprende es Samira de Granth, aunque a nada que se ahonde en ella se puede ver que el humor, como todo, también puede ser una fachada que intenta ocultar dolor y frustración.

En lo que se refiere al subtexto, se convierte en una herramienta muy valiosa por razones de espacio, ya que muchas veces nos gustaría abordar más temas y no podemos. Además, tiene una característica muy importante: cada persona puede hacer una lectura muy diferente de esa conversación o de ese párrafo que tú has escrito con otra intención. Pueden llevarse el texto a su terreno, pueden ver sus inquietudes reflejadas. Y hay algo de mágico en eso, sobre todo si puede ayudarles un poco en su situación personal.

Aparte del matrimonio entre Ivy y Fausto, príncipes y herederos de sus respectivos reinos, Marabilia se prepara para la gran Cumbre. Ahora que la política está tan devaluada, los acontecimientos de la Cumbre nos recuerdan que hay muchas cosas que pueden cambiarse.
Un tema también recurrente en nuestras novelas es la idea del cambio y de que las personas debemos hacernos responsables de él. Una persona sí puede cambiar el mundo, pero un grupo grande conseguirá todavía más efecto. Y todavía queda mucho por hacer a nivel político, tanto en Marabilia como en nuestro mundo. En Jaulas de seda hablamos de algo tan sencillo como que una mujer pueda ser reina. En el mundo real, todavía seguimos luchando para que las mujeres tengamos las mismas oportunidades que los hombres. Y queda muchísimo por hacer, no sólo en cuanto al feminismo. En esta novela también hablamos de la desigualdad entre clases sociales, de la idea de que muchas veces dejamos el poder en manos de personas poco preparadas para el cargo y de la corrupción a varios niveles. Son temas actuales, temas a los que no debe dárseles la espalda y, sobre todo, temas que deberían estar más presentes en la literatura juvenil.

Puedes comprar el libro en: